Frutas y hortalizas

Pero - Pyrus communis


Generalitа


Planta de origen antiguo procedente de Asia, presente en el mundo en varias especies, incluso si las cultivadas son poco más de dos o tres.
Pero vive bien en climas templados, en nuestro país se adapta bien a cualquier región, prefiriendo las variedades más tempranas en las zonas más cálidas. No tiene requisitos especiales de suelo, en cualquier caso, teme la sequía y los suelos con mal drenaje donde el estancamiento del agua es posible. En la edad adulta, la planta, si se deja crecer naturalmente, puede alcanzar, según el
portainjerto usado, incluso 15 m de altura)
con corona cónica o redondeada.
Las hojas son ovales, de color verde brillante en la parte superior, más claras en la parte inferior.
Las flores son generalmente blancas con cinco pétalos.
La forma de la fruta varía de redondeada a alargada según la variedad, así como el color que varía de verde, amarillo, rojo y óxido.

Rizoma



El portainjerto más utilizado actualmente es el Cotogno.
Se prefiere el membrillo porque da un crecimiento reducido a la planta y también lo lleva a una fructificación temprana y abundante, produciendo frutos de excelente calidad.
Teme a los suelos calcáreos y de sequía con el consiguiente color amarillento de las hojas y también presenta desconfianza con algunas variedades muy conocidas como "WILLIAM" y "KAISER".
Otros portainjertos muy populares son el "Franco" y el "Selvatico".
Las plántulas de Franco se obtienen de la semilla de un peral cultivado, mientras que la Silvestre es una plántula que nace espontáneamente.
Ambos temas, entre otras cosas muy similares, hacen que la planta sea muy vigorosa, de gran desarrollo y más longeva, además tienen un sistema de raíces muy sólido y profundo, por lo tanto, resisten bien incluso en caso de largos períodos secos.
No muestran ninguna falta de afinidad con ninguna variedad de peral, pero entran en producción tarde
(alrededor de cuatro a seis años), produciendo frutos de calidad ligeramente inferior en comparación con los obtenidos de plantas injertadas en Cotogno.

El compostaje



Al igual que con muchas otras plantas, también se recomienda la fertilización para el peral, posiblemente hecho cada año, con abono bien maduro u otros fertilizantes de origen orgánico, que los complementan con fertilizantes químicos complejos a base de nitrógeno, fósforo, potasio y microelementos, utilizando más porcentajes. alto en nitrógeno y fósforo en primavera para favorecer el desarrollo de la planta tanto en la parte aérea como en la raíz y con mayores porcentajes de los demás elementos durante el verano hasta septiembre para favorecer la fructificación, recordando que el potasio tiene un marcado influencia en la coloración de la fruta.

Enfermedades



En lo que respecta a los parásitos animales, se conoce la presencia de pulgones y cochinillas, también son posibles los ataques de Psilla amarilla (Psyilla piricola), un insecto chupador que pica en los tejidos más jóvenes de la planta, con la consiguiente fuga de melaza, favorece el desarrollo de hongos como la fumaggine. Otras enfermedades fúngicas que atacan la pera son la costra que está muy extendida y el mal blanco. Es importante señalar que el peral puede estar sujeto al golpe de fuego, una enfermedad de origen bacteriano que afecta indistintamente todo el cabello y el tronco, diseccionándolos rápidamente.

Al pimpollo


Para la formación de un peral en forma de árbol, es necesario plantar un retoño, que debe cortarse inmediatamente a una altura que puede variar de 120 a 170 cm sobre el suelo. A partir de aquí, durante el primer año, se emitirán otras sucursales. Al comienzo del segundo año, al menos tres de estas ramas deberán conservarse acortándolas a veinte centímetros que, a lo largo de la temporada vegetativa, emitirán otras ramas. Al comienzo del tercero, este último también tendrá que cortarse a veinte cm, por lo que se le dará una estructura de soporte sólida para el follaje.

Un derretido



Para la formación de un huso se plantará una ventosa que se cortará a una altura de unos 50 cm del suelo. De esta forma, durante el primer año de crecimiento, se obtendrán cuatro o cinco ramas laterales que, al comienzo del segundo año (se recomienda el mes de marzo), solo se verificarán dando a la planta una forma piramidal

Pero: cordón vertical


Para formar el cordón vertical, plantarás una ventosa y la cortarás incluso a 50 cm, asegurándote de que el corte se haga justo encima de un botón, para obtener una flecha vertical. Las ramas que, durante el primer año, crecerán lateralmente, deberán cortarse muy cortas (aproximadamente de cuatro a cinco cm del tallo) y también se comprobará la parte apical a una altura adecuada. Esta operación debe practicarse de año en año, siempre acortando la nueva vegetación cerca del tronco dando a la planta una forma columnar.

Vídeo: PERAL Pyrus communis (Septiembre 2020).