Jardinería

Deshierbe


Generalitа


Con el término malezas nos referimos a todas aquellas hierbas que de alguna manera alteran el rendimiento de la planta. Las malezas, además de afectar el aspecto estético del cultivo, también tienen otros efectos, como la reducción de la luz, la sustracción de nutrientes y, lo que es más grave, la absorción de agua en verano. Además, estas plantas están dotadas de una rusticidad que es superior a nuestra planta. Entonces, en caso de condiciones desfavorables, la selección natural hará que la planta que morirá sea nuestra y no la maleza. La propagación de estas esencias ocurre con casi todos los métodos de reproducción, y por esta razón en casi todos los suelos se encuentran malezas.

Malas hierbas


Además del agua, los nutrientes y la luz, las malas hierbas también roban espacio vital y, en algunos casos, también causan la muerte de los cultivos. Un ejemplo que todos tendrán bien en mente es el de la enredadera, que tiene un hábito inconstante que se retuerce alrededor de la planta y causa asfixia.Otro problema que afecta a los huertos y plantas vegetales es la presencia de flores producidas por malezas que distraen la atención de los insectos polinizadores (polinizadores) de nuestros cultivos al disminuir su polinización.

Controles preventivos


Para evitar la aparición del problema, es aconsejable tratar de mantener el suelo lo más limpio posible de malezas y malezas. Uno de los vectores de semillas más importantes es el estiércol, de hecho, si no está maduro, contiene grandes cantidades de semillas, que los animales han comido. Por lo tanto, es bueno evitar el uso de estiércol si no está bien maduro. Otros vectores para las semillas son las aguas de riego que pueden contener semillas, así como partes de rizomas y raíces de malezas. Prefiere métodos de riego con un filtro de malla si se usa agua sucia. El uso de mantillos y cortezas de herbicidas puede reducir en gran medida el problema de las plagas.

Lucha mecánica


Lucha mecánica: este método, el más clásico, consiste en la erradicación de la plaga con las manos o con la ayuda de un desmalezador.
Lucha con medios físicos: esta técnica es ampliamente utilizada para deshierbe de bancos y zanjas. Sin embargo, el desmalezado con la ayuda del fuego no siempre está permitido por la ley y debemos tener en cuenta la proximidad a los cultivos y al bosque.
Lucha química: este tipo de lucha implica el uso de herbicidas o herbicidas químicos. Para intervenir con esta técnica es aconsejable conocer primero la selectividad del producto y el daño que causa tanto a la flora como a la fauna.

Herbicidas


Los herbicidas actúan por contacto, por traducción o por una acción residual.
Herbicidas de contacto: en esta categoría se incluyen productos adjuntos que eliminan la parte afectada por el producto, sin alterar el sistema radicular. Este desmalezado es útil para desmalezar malezas anuales.
Herbicidas translocados: estos productos, también llamados sistémicos, permiten que el principio activo entre en la planta en un círculo y también elimine el sistema de raíces. Estos productos actúan principalmente sobre el meristemo de la planta, evitando la fotosíntesis y la reproducción celular. Es un sistema más lento que el anterior, pero garantiza un buen resultado incluso en plantas perennes con un aparato rizomatoso.
Herbicidas con acción residual: comúnmente llamados antigerminello, evitan que la semilla germine, eliminan los infestados en la primera etapa de desarrollo. A diferencia de los anteriores, estos productos pueden cubrir períodos mucho más largos, lo que garantiza una limpieza parcial del suelo.

Como intervenir


Los herbicidas en contacto y los translocables se distribuyen en la hoja y se absorben a través de los estomas de la hoja, mientras que aquellos con acción residual se distribuyen en el suelo.
Tratamientos previos a la siembra: estos tratamientos se llevan a cabo antes de plantar o sembrar nuestro cultivo. Se usan antes de sembrar en el césped para limpiarlo de las malezas y evitar el desmalezado selectivo.
Tratamientos posteriores a la emergencia: estos tratamientos se llevan a cabo cuando nuestra planta ya ha emergido del suelo: en este momento, la planta es mucho más propensa a las malas hierbas, ya que la competencia por la luz y el agua es máxima.

Deshierbe: acción de los herbicidas


Este término se refiere a la capacidad de un herbicida particular de ser más dañino para ciertas esencias. Es muy importante recordar que solo si se usa con las dosis correctas y con los parámetros correctos, el herbicida sigue siendo selectivo. Los herbicidas selectivos se distinguen tanto por su método de acción como por el período de distribución.
Temperatura: las temperaturas afectan en gran medida el trabajo de los herbicidas. Algunos productos sistémicos necesitan al menos 8 ° de temperatura para actuar. Sin embargo, también es cierto que con temperaturas más altas entre 25 ° y 28 ° la planta disminuye las funciones fisiológicas con una disminución en la efectividad de los herbicidas. Además, una temperatura demasiado alta disminuye el tiempo de evaporación del producto, lo que hace que funcione mal.
Lluvia: generalmente, después del tratamiento, no debe llover durante un día, para permitir que el ingrediente activo entre en la hoja. Por el contrario, la lluvia realiza una acción positiva en el caso de los tratamientos de suelo, aumentando la efectividad del tratamiento.
Luz: este factor actúa de manera muy positiva con respecto a los herbicidas sistémicos, aumentando la fotosíntesis (el principio activo del producto sistémico entra en circulación más fácilmente).