Muebles de jardin

Jardines Zen


Generalitа


La filosofía zen se origina con el budismo y está influenciada por el taoísmo, esto no se propone el objetivo de poder lograr algo, sino solo reconocer lo que siempre ha existido. El Zen nos invita a mirar las cosas por lo que realmente son en su consistencia natural y simple, el Zen le da especial importancia a la meditación para calmar la mente y el cuerpo. El jardín Zen es un lugar que ha sido especialmente diseñado para recrear un espacio adecuado donde la mente puede limpiarse y donde cada elemento adquiere un significado particular. Al acercarse a esta cultura, es posible descubrir cómo el jardín puede convertirse en una parte integral de esta filosofía.

Cos'и




El jardín Zen pertenece a la cultura japonesa, y no solo es un lugar adyacente a la casa que embellece el espacio verde con plantas y flores, sino que es un lugar muy importante en su tradición, porque también le da una importancia específica a aquellos que son elementos que lo componen. Karesansui es el jardín más común donde se fusionan tres elementos muy importantes: agua, piedras y plantas. El agua, por ejemplo, se identifica con los ríos de grava. Cada elemento adquiere un significado particular, porque en el jardín Zen incluso la disposición de los mismos elementos tiene un significado muy específico. El concepto del jardín Zen se combina con el budismo, convirtiéndose así en un lugar religioso. Cuando hablamos del jardín Zen, a menudo también se identifica con el nombre de 'jardín seco', jardines que pertenecen no solo al espacio privado sino también al espacio público. El término zen apareció en 1935 en el libro de Kuck. En el siglo VI, el jardín zen comenzó a desarrollarse junto con el budismo zen. Los sacerdotes zen le han dado al jardín un papel importante para ayudar a comprender esta filosofía. Los principios están muy lejos y aún se siguen transmitiendo como lo fueron antes.

Construyendo un jardín zen


Un jardín zen está formado por muchos elementos naturales que sirven para relajar la mente. No hay necesidad de espacios inmensos, sino solo un conocimiento correcto del concepto de jardín Zen para que se reproduzca respetando lo que la filosofía ha transmitido. Las rocas y la arena son fundamentales: las rocas se utilizan para crear montañas y la arena las olas del mar. Las islas son bastante importantes ya que son el lugar fundamental de la meditación. También representan salud, longevidad e inmortalidad. ¿Cómo colocar las rocas? Déjate llevar por tu sensibilidad y luego toma un rastrillo para crear líneas continuas. Cada elemento del jardín tiene un significado bastante importante, al introducir puentes representa un pasaje para cruzar el mar y llegar a otro lugar. El jardín zen es también un lugar de contemplación, de reflejo, solo aquellos que realmente se acercan a esta filosofía impulsada por un deseo vivo pueden comprender el significado importante que logra encerrar el jardín. Pocos elementos, sin embargo, que saben cómo crear un entorno muy particular, donde cada uno de ellos no se coloca al azar en un lugar, sino que está allí porque expresa un significado mucho más profundo de lo que parece al observarlo superficialmente. Las líneas dibujadas en la grava sirven para concentrar la atención, son tan esenciales pero muy significativas. La cascada es otro elemento bastante importante, se presta especial atención en referencia a la forma en que cae el agua, un elemento natural que le permite sumergirse por completo en la naturaleza gracias a su agradable ruido. Todo debe generar armonía, incluso el mismo ruido del agua de la cascada que cae sobre las piedras. La armonía de la naturaleza sirve para mejorar la concentración y restaurar el bienestar. La esencialidad y el minimalismo dominan el jardín zen, donde se presta especial atención y atención a cada planta. El jardín Zen puede crearse personalmente si conoce todos los conceptos básicos de la filosofía Zen; de lo contrario, puede recurrir a empresas especializadas en diseño de jardines, que sin duda también podrán hacer este jardín, considerado bastante peculiar en Italia.

Jardines zen: cultura japonesa y jardín zen


El jardín Zen pertenece a la cultura japonesa, no es un elemento estático e inmutable sino variable según las estaciones. Las plantas están dispuestas ingeniosamente de tal manera que en cada rincón del jardín, en cada período, siempre se puede admirar una belleza diferente. La tradición enfatiza que el jardín zen se une de una manera bastante única al ritual del té, y en el área dedicada a esta función específica, uno también se encuentra escribiendo poesía.