También

Tierra de plántulas: cómo y cuándo comenzar a prepararse

Tierra de plántulas: cómo y cuándo comenzar a prepararse


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los residentes de verano inexpertos asocian el comienzo de la temporada con el inicio del calor. Esta opinión es errónea.

En este momento, cada jardinero comienza a prepararse para el trabajo de la tierra. La temporada de verano comienza incluso antes del inicio de los días cálidos, con la preparación del suelo para el cultivo de plántulas.

Contenido:

  • ¿Qué suelo se necesita para las plántulas?
  • Métodos de desinfección del suelo.
  • Reducir la acidez y mejorar el suelo.
  • Mezclas de suelo para diversos cultivos.

¿Qué suelo se necesita para las plántulas?

La siembra de semillas es un proceso exigente, por lo que no se recomienda utilizar ningún suelo adecuado. Una cosecha rica depende de la calidad de las plántulas, por lo que para obtener los mejores resultados, la preparación debe comenzar directamente desde el suelo. La imprimación lista para usar se puede comprar en una tienda especializada. La mejor opción sería preparar el suelo usted mismo.

El suelo de las plántulas debe consistir en humus, que se puede obtener a partir de compost o estiércol. El principal componente del suelo es la turba. Crea un ambiente favorable para la formación del sistema de raíces de la planta y también contribuye a una buena permeabilidad a la humedad.

Para preparar el suelo de turba, vierta la cantidad requerida de materia orgánica, espolvoree con ceniza de madera o cal y riegue con estiércol durante todo el año. Esto se hace para reducir la acidez de la turba.

También necesitarás tierra frondosa. Puedes tomarlo en el bosque, o incluso mejor en tu propio jardín. No es deseable utilizar la tierra del roble, sauce para las plántulas debido a los taninos presentes en ella. Para preparar suelo frondoso, es necesario recolectar suelo frondoso en una bolsa de malla e inculcarlo a una profundidad de 15-20 cm.

En un año, el terreno estará listo para su uso. Además de la tierra frondosa, puede usar césped. Esto simplificará enormemente el trabajo de los residentes de verano, ya que la tierra de hojas es bastante difícil de encontrar y cocinar.

La arena o el aserrín de los árboles de hoja caduca se utilizan como polvo de hornear.

Es importante observar las proporciones al preparar el suelo. El suelo se puede preparar al aire libre o en un granero. Vierta tierra en láminas, humus, arena y turba en una envoltura de plástico en una proporción de 2: 1: 1: 1.

Previamente, se deben tamizar todos los componentes, eliminar las piedras y los grumos innecesarios. A continuación, descontamine la tierra y mezcle bien la mezcla de tierra. Para cultivar plántulas fuertes y saludables, puede agregar cáscaras de huevo molidas (un vaso de cáscaras de huevo a un balde de tierra).

Es necesario almacenar la tierra para macetas preparada en el granero. Antes de sembrar semillas, la tierra debe trasladarse a un lugar cálido durante 2 semanas.

Se recomienda preparar el suelo para las plántulas en el otoño para que se congele bien en invierno. A principios de la primavera, la tierra debe calentarse y cultivarse.

Métodos de desinfección del suelo.

Se debe realizar la desinfección del suelo para destruir los patógenos que pueden provocar diversas enfermedades. Hay muchas formas de desinfectar el suelo.

Se recomienda tratar el suelo con permanganato de potasio o fungicida. Para 10 litros de agua, necesita 3 g de cristales de permanganato de potasio. Revuelva bien la solución hasta que las partículas finas se disuelvan por completo. Del mismo modo, el suelo se trata con un fungicida.

Además, los siguientes métodos se utilizan para el procesamiento:

  1. Calcinación. Calentar el horno, espolvorear la tierra en una bandeja de horno y encender durante 30 minutos. El régimen de temperatura no debe ser superior a 70-90 grados. Si la calcinación se lleva a cabo a una temperatura más alta, el suelo se volverá estéril.
  2. Humeante. Un mes antes de su uso, la tierra debe cocinarse al vapor. Para hacer esto, tome un balde grande y colóquelo en un colador. La cantidad de agua debe ser pequeña. Vierta la tierra en un colador, cubra el fondo con una gasa. Por lo tanto, se lleva a cabo el vaporizado del suelo. La duración del proceso es de 1-1,5 horas.
  3. Congelación. Después de cosechar el suelo en el otoño, debe sacarse al aire libre y dejarse a temperaturas bajo cero. Para evitar que la precipitación caiga al suelo, debe cubrirse con polietileno.
  4. Hay otra forma, pero menos efectiva: lavar y escaldar con agua hirviendo. El efecto de este método será pequeño, por lo que se usa en casos raros.

Reducir la acidez y mejorar el suelo.

La acidez del sustrato debe variar de 6.5 a 7. Si el suelo con una reacción ácida se enriquece con varias sustancias útiles, las plantas pueden desarrollar enfermedades. El suelo del jardín en la mayoría de los casos tiene una reacción ácida. Con el uso de aserrín, también se acidifica.

Para que el suelo tenga un nivel de acidez neutral, es necesario agregar harina de cal o dolomita al suelo. Ayudan a reducir la acidez. Para cultivos de calabaza, calabacín y pepinos, se necesitarán 30 gramos de la mezcla, para tomates y pimientos: 15 gramos.

Antes de agregar cal al suelo, se recomienda agregar fertilizantes que contengan magnesio. Todo esto ayuda a mejorar la calidad de las plántulas. Para obtener plántulas de alta calidad, fuertes y saludables, se utilizan "mejoradores" especiales. Un hidrogel es una gran opción.

Es un aditivo especial que está diseñado para retener la humedad en el suelo. Después de que ocurre la precipitación, el hidrogel absorbe agua y comienza a hincharse. Esto hace que el suelo sea más suelto. Al mismo tiempo, las sustancias útiles no se eliminan por lavado.

Además del hidrogel, se pueden utilizar otros componentes inorgánicos: perlita o vermiculita. Aumentan la holgura del suelo, evitan su compactación, así como la formación de costras en la superficie.

En tiendas especializadas, puede comprar tabletas de humus, que contienen una gran cantidad de nutrientes. Después de su aplicación, los primeros brotes aparecerán unos días antes.

Mezclas de suelo para varios cultivos.

La preparación de tierra para macetas para diferentes cultivos se realiza de diferentes formas.

Para el cultivo de pimientos, tomates y berenjenas, se utiliza la siguiente composición del suelo: tome cantidades iguales de césped o suelo frondoso, turba y arena.

Algunos jardineros usan la siguiente composición para cultivar plántulas: toman 3 partes de tierra de césped y hojas, humus y 1 parte de vermiculita o perlita.

Suelo para repollo y lechuga: tome 1 parte de tierra de jardín y 1,5 partes de turba.

Para la calabaza y el pepino, es necesario mezclar humus y suelo frondoso en una proporción de 1: 1. También puede agregar un vaso de ceniza de madera a un cubo de 10 litros.

Para tomates, cebollas, apio y berenjenas, muchos jardineros usan la siguiente composición: toman una parte de humus y arena y 2 partes de tierra de césped. La ceniza de madera se utiliza como fertilizante (2 vasos de fertilizante por cubo).

Si el suelo está preparado adecuadamente para el cultivo de plántulas, entonces es posible garantizar la rápida aparición de plántulas y, en el futuro, obtener una rica cosecha.


Ver el vídeo: Cómo hacer un fungicida casero con bicarbonato y jabón Sorprendente! (Mayo 2022).